El prefijo Ento proviene de la palabra entomología, ciencia que estudia los insectos. Sur se refiere a nuestra localización (Almería) y al clima cálido de nuestras latitudes, el cual juega un papel estratégico para la cría a gran escala de insectos.

Entosur Insect Farm nace con el objetivo de generar otro tipo de desarrollo económico, un desarrollo que sea compatible con el uso sostenible de los recursos naturales y que permita con el tiempo minimizar la presión que sufre el medio ambiente debido a la demanda de productos alimenticios como la harina de pescado y la soja, actividades extractivas que perjudican gravemente al equilibrio de diferentes ecosistemas, disminuyendo las poblaciones de animales salvajes y deteriorando sus hábitats.

Entosur pretende centrar sus primeros esfuerzos en la producción de alimento vivo para animales insectívoros o animales que incluyan los insectos dentro de su dieta habitual como mamíferos, aves, peces, reptiles, etc. Más adelante, innovaremos en la creación de nuevos productos como harinas con altas cualidades nutricionales, abonos orgánicos y biopolímeros entre otros.